La Mimosa

La Mimosa ya nos acompaña

La Mimosa ya nos acompaña,aunque estamos en pleno invierno y pero hay árboles que estallan en flor ignorando que queda casi dos meses todavía para llegar a la primavera.

La Mimosa, una acacia de flores amarillas, es uno de los primeros árboles que florecen para regalarnos color y aroma cuando el sol empieza a calentar en los ratos que el frío todavía es intenso, incluso hay quien equivale las flores con los rayos luminosos del sol.

La Mimosa

Su nombre, La Mimosa, significa melindrosa, muy aficionada a las caricias, y eso ya nos puede indicar la dulzura que provoca este árbol que también se encuentra en el Penedès

Desde la Edad Antigua que se le relaciona con dioses. Ya en el Antiguo Egipto, era considerada una planta relacionada con Hathor, la diosa del amor y la belleza y para los griegos y los romanos con Hermes – Mercurio, el dios mensajero. Los Masones la consideraban un símbolo de seguridad y claridad y representación de la inocencia y la pureza y decían que muchos utensilios sagrados estaban hechos con esta madera.

Hay quien le atribuye propiedades mágicas a La Mimosa

Como curiosidad podemos decir que el incienso de Mimosa hay quien le atribuye propiedades mágicas como la aportación de amor y amistad y, especialmente a la gente mayor les calma la ansiedad y la susceptibilidad delante de las críticas, llevando armonía y felicidad derritiendo las hostilidades. También se dice que un baño de la flor de la Mimosa destruye los hechizos y maldiciones y tiene efectos protectores.

Sus flores se siguen usando para hacer preciosos

Aun con todo, actualmente la mimosa se considera una planta invasora y es por eso que sus flores se siguen usando para hacer preciosos ramos y buenas combinaciones, no está permitida la venta para plantar. De toda manera es un árbol que no quiere excesos de frío y en lugares donde hay mucho viento tiene tendencia a crecer torcida ya que su tronco no es muy robusto y se le hiere la corteza.

 

La Mimosa

Politica de Privacitat